facebook_pixel
septiembre 16, 2017 Andrea Isabella Marín Dellepiane

El arte de respirar para ser más productivos

¿Han escuchado que respirar para ser más productivos es posible? ¿Alguna vez repararon en su respiración? Vamos a hacer un pequeño ejercicio introductorio. Te voy a pedir que coloques tus manos en tu abdomen e inhales profundamente, detalla lo que pasa con tu abdomen, vuélvelo a hacer y fíjate en lo que ocurre cuando exhalas. Si notaste que:

  • Tus hombros se movieron de arriba hacia abajo
  • Cuando inhalabas el abdomen se contraía
  • Cuando exhalabas el abdomen se soltaba
  • Te sientes mareado
  • No observaste ningún movimiento en tu abdomen

Significa que estás respirando de una forma incorrecta. Pero no es motivo para alarmarse, realmente la mayoría de las personas no tienen idea de cómo respirar adecuadamente y aprovechar todo el aire que tenemos a nuestra libre disposición. De hecho, es obvio que todos respiramos pero definitivamente hay personas que respiran mejor que otras, e incluso algunas que aprovechan esta actividad para conseguir mejores resultados.

En definitiva, estamos des-configurando nuestro sistema respiratorio mientras creemos que el secreto para una vida sana no escapa de comer apropiadamente y beber suficiente agua. Nos tomamos a la ligera el arte de respirar sin saber lo indispensable o determinante que puede ser en nuestra vida.

El arte de respirar para ser más productivos...

El arte de respirar para ser más productivos…

¿Por qué relacionamos la respiración con la productividad?

Por varios motivos que iremos desarrollando en el transcurso del artículo, sin embargo, uno de los más importantes es este: las personas que están más conscientes del presente son más productivas, por consiguiente, acostumbran a tomar las mejores decisiones. Y no hay que ser un genio para saber que cuando una persona es poco consciente de sí misma y de sus procesos, termina escogiendo mal, perdiendo el norte, errando el rumbo y caminando tomada de la mano con el estrés.

Por lo que, respirar bien no solo nos convierte en seres más conscientes y nos relaja, sino que también nos invita a ser más productivos. Así como las actividades deportivas nos hacen ser más productivos, una buena respiración puede ayudarnos a mejorar los resultados. Y para muestra un botón, muchas empresas en la actualidad están invirtiendo dinero en mejorar la productividad de sus empleados en base a técnicas de respiración consciente.

Cuando empieces a respirar correctamente, te darás cuenta que todo tendrá mayor sentido y tendrás una vida más ordenada.

El arte de respirar para ser más productivos...

El arte de respirar para ser más productivos…

¿Cómo respiramos correctamente?

Coloca tus manos en el abdomen una vez más, cuando inhales fíjate que tu abdomen se expanda lo suficiente, es decir, vas a almacenar el oxígeno en ese lugar, inevitablemente también va a entrar aire en tus pulmones. Cuando expandes el abdomen, expandes el diafragma y esto permite que el oxígeno circule mejor por el sistema respiratorio.

Al exhalar, detalla como tu abdomen se contrae para sacar el aire. Cuando no usamos el abdomen en este proceso estamos respirando superficialmente y los pulmones no reciben el suficiente oxígeno, estás desaprovechando el aire. De hecho, los bostezos son señales que envía el cuerpo cuando estamos respirando de manera superficial.

El arte de respirar para ser más productivos...

El arte de respirar para ser más productivos…

 

Técnicas de respiración

Respiración equitativa: antes de dormir

1) Inhala por la nariz contando hasta cuatro. 2) Exhala por la nariz contando hasta cuatro. 3) Repite cuantas veces sean necesarias. 4) Aumenta los segundos para inhalar y exhalar progresivamente (puedes llegar hasta 10). El propósito es calmar el sistema nervioso, reduciendo el estrés y mejorando la concentración.

Respiración abdominal: antes de un evento importante

1) Coloca una mano en el pecho y otra en el abdomen. 2) Cuando respires, fíjate que el diafragma se infle como para expandir los pulmones lo más que puedas. 3) Respira lentamente de 5 o 10 veces por minuto. 4) Repítelo todos los días. El objetivo es mejorar la presión sanguínea y cardiaca.

¡Podemos ayudarte con tu emprendimiento!

Solicita tu consulta gratuita

Respiración alternada: para concentrarse

1) Asume una postura cómoda para ti, puedes copiarte algunas del yoga. 2) Coloca el pulgar derecho en la fosa nasal derecha y ejerce un poco de presión. 3) Respira profundamente y mantén el aire en los pulmones. 4) Sin exhalar, cambia el orificio nasal tapado por el otro. 5) Así podrás exhalar por la derecha. El objetivo es hacernos sentir más relajados, y al mismo tiempo, enérgicos. Excelente para los dolores de cabeza.

Relajación progresiva: evitar tensiones

1) Cierra los ojos. 2) Tensiona los músculos y luego relájalos en intervalos de 2 a 3 segundos. 3) Comienza por los dedos de los pies y los tobillos. 4) Luego las piernas, rodillas y muslos. 5) Seguimos con los glúteos, las manos y los brazos. 5) La espalda, el pecho y el cuello. 6) Finalizamos con la mandíbula y la cabeza. Fíjate que vamos en orden y es importante que lo respetes. Puedes hacerlo en cualquier lugar pero es recomendable practicarlo en casa.

Respiración completa: diario

1) Usa ropa cómoda 2) Busca una colchoneta 3) Inhala por la nariz profundamente hinchando bien tu abdomen y expandiendo tus pulmones 4) Eleva los hombros y ponte de puntillas cuando inhales 5) Cuando exhales desarma la postura.

El arte de respirar para ser más productivos...

El arte de respirar para ser más productivos…

¿En qué nos beneficia respirar correctamente?

  • Oxigenamos nuestras células ayudando a su rejuvenecimiento
  • Nos proveemos de mayor energía
  • Pensamos con mayor claridad
  • Ayuda a conciliar el sueño
  • Mejoramos la concentración

Es de recordar que nuestro principal objetivo es silenciar el ruido interno, lo que popularmente conocemos como bulla mental, por lo que antes de empezar nuestros ejercicios es conveniente estar en la disposición de ignorar a nuestro Pepe Grillo. Pero, ¿Cómo conseguimos esto? Hay que dejarle de prestar atención a la mente. En tus primeras sesiones debes invertir todas tus energías en aprender a no escucharla. Poco a poco verás los avances.

Graciosamente, te darás cuenta que tus intentos de concentrarte en la respiración se verán afectados por un sinfín de pensamientos que pasarán por tu mente. No debes detenerte en ninguno, no les des credibilidad, obsérvalos como un espectador que no se concentra en la película, no juzgues. Déjalo ir. Repite esto cuantas veces sea necesario, al principio será muy incómodo pero paulatinamente tu mente comenzará a tranquilizarse y dejará de sabotearte.

Andrea Isabella Marín Dellepiane
Lifestyle Blogger, amante del cine. CEO de www.cinetopic.com.

Comments

Tagged: , , , ,

Estamos para AYUDARTE

Bien sea el comienzo de tu proyecto o negocio, o necesitas herramientas para desarrollar tu crecimiento y expansión, seguro podemos ayudarte. Escríbenos con tus requerimientos y seguro conseguiremos una solución especialmente adaptada a tus necesidades.